LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN COMUNITARIOS

domingo, 24 de mayo de 2009

DESCOMPOSICION FAMILIAR COMO CAUSA PRINCIPAL DEL ABANDONO DE LOS NIÑOS, NIÑA Y ADOLESCENTE EN ALTO RIESGO EN LA GRAN CARACAS


Introducción


Las quejas contra el comportamiento desviado de los jóvenes no son nuevas, esto viene representando, a través del trato dentro de la familia que es la base natural y fundamental de una sociedad, es la raíz de todo ser humano. Cuando no está bien fundamentada nace el problema de los niños, niñas y adolescentes que no se sienten identificados con la misma y se van de la casa y comienzan a quedarse en las calles donde lo que pueden encontrar son problemas sociales más graves como el consumo de drogas y de otras sustancias que se proliferan en este tipo de ambiente de la calle y esto sucede más rápido en este rango de edad al igual en el ámbito mundial.

De tal manera que comenzaremos por hacer algunas consideraciones acerca del fenómeno de los niños, niñas y adolescentes en alto riesgo, los cuales son menores en situación de abandono, son apreciados más bien como víctimas de una situación familiar descompuesta (son aquellos menores de edad que no tienen medios de subsistencia, no disponen de habitación cierta, no reciben educación, o estén siendo sometidos a explotación sexual, o a maltratos entre otras). Por su parte, los infractores (quienes incurran en cualquier hecho sancionado por las leyes penales u ordenanzas policiales), en menor grado, los que se encuentran en situación de peligro (consumo de sustancias psicotrópicas no prescritas, consumo habitual de alcohol, mendicidad, vagancia, compañía de malvivientes).

En la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), contempla en su artículo 78: “Los niños y niñas y adolescentes son sujetos plenos de derecho y estarán protegidos por la legislación, órganos y tribunales especializados, los cuales respetaran los contenidos de esta constitución, la Convención sobre los Derechos del Niño y demás tratados internacionales que en esta materia haya suscrito y ratificado la República”. A cualquier hecho ocurrido con estos menores están amparados por la Constitución y la ley de Protección del Niño, niña y adolescente del año 2007.

Por otra parte afortunadamente no todos los niños, niñas adolescentes propenden a estar en la calle y caer en la delincuencia, solo un porcentaje de ellos se ve afectado en su comportamiento por variable de naturaleza interna (dimensión caracterológica, por ejemplo) o externa (pobreza crítica, por ejemplo) o una interacción de factores de una y otra categoría.

En Venezuela, las cifras de los niños, niñas y adolescentes en riesgo no dejan de ser inquietantes, las mismas superan a la delincuencia adulta, respecto al total de los delitos cometidos.

Podemos afirmar que el niño abandonado es mayor en los niveles sociales bajos que en la clase media o media alta, ya que la miseria y la falta de oportunidades, pueden llevar a los niños, niñas y adolescente, a una búsqueda de su realización a través de vías desesperadas.

No obstante, los adolescentes del nivel medio o medio alto no reciben el mismo trato que los de nivel bajo, aunque los delitos sean de gravedad parecida. Esto hace que las estadísticas al respecto no sean fidedignas ni en cuanto a las cifras globales, ni en cuanto a las parciales.

Esta situación se presenta, más frecuentes en las zonas urbanas (sobre todo en los grandes centros poblados), como el caso que tomamos para esta investigación que son las zonas de la Gran Caracas

En el primer caso la delincuencia se produce por un rechazo a la autoridad irracional y a los valores paternos; en el segundo, por una ausencia de identificación positiva y la falta de control.

La integración familiar es una importante variable en el tópico de los niños en alto riesgo. Algunos estudios han revelado que la posibilidad del cambio de conducta de estos menores era mayor en hogares intactos donde prevaleciera una atmósfera de hostilidad, indiferencia, apatía o falta de cohesión, que entre los hogares disueltos (usualmente con la madre presente) donde la atmósfera fuese de apoyo, cohesión y afecto mutuo.

Por tal motivo existe la necesidad de reforzar los valores de la familia que actualmente los niños, niñas y adolescentes presentan para mejorar su calidad de vida como se establece en las leyes y contribuir a la mejora constante de la familia, para mejorar las condiciones que harán posible la integración en la sociedad de estos menores.

El presente proyecto está estructurado en cinco (5) Capítulos. El Capítulo I contiene: el Planteamiento del problema, el objetivo tanto general como específico, la justificación, alcances y limitaciones, en el Capítulo II se presenta el marco teórico donde se describen los antecedentes de la investigación, bases teóricas, bases legales. En el Capítulo III donde se expone el marco metodológico y se describe el tipo de estudio, Métodos de investigación, análisis de la población y muestra, técnicas de recolección de datos. El Capítulo IV la descripción de los resultados, análisis de los resultados de las encuestas. El Capitulo V, corresponde a las conclusiones y recomendaciones y por último los anexos que son el instrumento aplicado para la recolección de datos.